No me gusta

No me gustan los pistachos, ni las almendras, ni las avellanas, ni las uvas pasas, ni los higos pasos, ni los mazapanes, ni los polvorones, ni los dulces de Navidad. No me gusta el jamón serrano, no me gustan los grelos, no me gusta la “cacheira”, no me gusta el lacón, no me gusta el caldo gallego, no me gusta la carne de los callos, no me gusta la grasilla de las chuletas de cerdo, no me gustan las chuletas de cordero, no me gusta el cordero en sí mismo, no me gusta la ternera, no me gusta el hígado (ni encebollado ni sin encebollar), no me gusta el pollo cocido, no me gusta la carne de buey, ni la de caza, no me gusta el marisco (salvo los langostinos, cigalas, almejas y berberechos), no me gustan los plátanos, ni las manzanas (salvo que sean muy ácidas), no me gustan los caquis, no me gustan las naranjas, no me gustan las granadas, no me gustan los “péxegos”, no me gusta el flan de huevo, no me gusta la comida precocinada ni recalentada, no me gusta el pescado hervido, no me gusta la lengua de ternera, no me gustan los riñones, pero soy capaz de comerme un plato de tripas, no me gustan los chorizos caseros, no me gustan los yogures naturales, no me gustan los dulces, no me gustan los anacardos, no me gusta la mantequilla, no me gusta la tortilla poco hecha, no me gusta la morcilla, no me gustan los pepinillos, no me gusta la lechuga si no la lavo yo, no me gusta la comida sin sal, no me gustan las infusiones sin azúcar, no me gustan los toffes, no me gustan los caramelos de anís, no me gustan las filloas con anís, no me gustan los pimientos de Padrón (ni que piquen, ni que no), no me gusta la carne asada, no me gusta la carne poco hecha, no me gusta el Cola-Cao sin azúcar, no me gusta la manzanilla (porque me hace vomitar), no me gustan las croquetas ni las anillas de calamar si no son hechas en casa, no me gustan las nabizas, no me gusta el vino, no me gusta la cerveza… no me gusta que me pregunten: ¿cómo no te puede gustar eso?.

Será que soy rara?

9 pensamientos en “No me gusta

  1. pues yo te lo voy a preguntar…cómo no te puede gustar la cerveza?? Y lo de los dulces de Navidad lo entiendo pero lo del caldo gallego nooooooo!

    • Pues no, no me gusta la cerveza, de hecho siempre que bebí cerveza fue porque andaba mal de pelas y los quintos de Estrella eran lo más barato 😀 En cuanto a lo del caldo gallego, supongo que no tiene explicación, pero bueno, yo todavía me acuerdo de alguna que no se comía las patitas de los choquitos cuando íbamos a comer a la Marola porque le daban mal rollo…

    • No, gracias a Dios nunca he tenido que pasar hambre. De todas formas, el título del post es “no me gusta”, no “me niego a comérmelo” o “no me lo como”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*